CHAT WINDES :
    LO NUEVO EN WINDES :

    12:03
    1
    En un experimento realizado a principios de este año, Facebook colocó contenido negativo en los perfiles de 700.000 usuarios para ver si esto afectaba -de manera igualmente negativa- lo que éstos escribían. Ninguno de los usuarios conocía o había autorizado el experimento; aunque para Facebook la autorización fue "tácita".

    Los investigadores creen que el experimento funcionó. El estado de ánimo de los comentarios vertidos por los usuarios afectados en los canales de noticias evidenciaba un “contagio”.

    El mismo efecto fue observado a la inversa, según fue posible constatar por los investigadores a cargo del experimento.

    A pesar de la actitud tradicionalmente relajada de Facebook ante la privacidad de sus usuarios, sorprende que la empresa haya decidido manipular el estado de ánimo de sus usuarios.

    Es aún más sorprendente que la compañía haya decidido publicar los resultados. El artículo apareció en las Actas de la Academia Nacional de Ciencias (PNAS) de Estados Unidos, donde se escribe: “Cuando se redujeron las expresiones positivas, las personas producen un menor número de mensajes positivos, y un mayor número de mensajes de tono negativo; cuando se redujeron las expresiones negativas, se produjo el patrón opuesto. Estos resultados indican que las emociones expresadas por los demás en Facebook influyen en nuestras propias emociones, constituyendo así evidencia experimental de contagio a escala masiva a través de redes sociales. ”

    Pero PNAS tiene dudas sobre la validez de los resultados de la investigación. Al respecto, la entidad indica que no está claro si los mensajes negativos y positivos de los sujetos de la investigación fueron causados sólo por la manipulación de la fuente de noticias, y no por las interacciones negativas con otros usuarios.

    La investigación fue dirigida por Adam Kramer, científico experto en datos, adscrito a Facebook. Los otros investigadores fueron el catedrático de la Universidad de Cornell Jeff Hancock y el becario posdoctoral Jamie Guillory.

    El documento dedica un apartado a precisar que “los usuarios dieron su consentimiento tácito para ser utilizado en los estudios de investigación cuando se inscribieron para Facebook y aceptaron la política de Facebook para el uso de datos”.

    Por lo tanto, Facebook no corre riesgo alguno de enfrentar querellas por los usuarios sometidos al experimento, debido a su “aceptación tácita”.

    Claro está, el efecto puede manifestarse en la voluntad de los usuarios de seguir afiliados a la red. El experimento pone indudablemente de relieve la indiferencia de Facebook por sus usuarios, ya que buscó activamente afectar el bienestar emocional de éstos.

    Te gusto la publicacion?

    1 comentarios:

    1. Intente descargarlo y probarlo pero el archivo no se encuentra en rapid share, por favor vuelvanlo a subir

      ResponderEliminar

     
    HAZ CLICK EN EL BOTON DE DESCARGA!
    ENALCE ENCRIPTADO, SI TIENES "ABP" DESACTIVALO PARA ESTE SITIO Y PODRAS VER EL BOTON DE DESCARGA