LO NUEVO EN WINDOWS DESATENDIDOS :

12:21
El iPhone 5 ya ha pasado a otra vida. Apple ha declarado obsoleto el terminal que lanzó en septiembre del año 2012, por lo que interrumpe su servicio de soporte de hardware en todo el mundo. Para el usuario, esto se traduce en que no podrá acudir con su viejo móvil a una Apple Store porque está fuera del servicio técnico autorizado, pero además, se verá «condenado» a trabajar con un «smartphone» cuyo sistema operativo ya no será actualizado, lo que conlleva algunas limitaciones y una exposición a ciertas brechas de seguridad. A pesar de todo ello, que no cunda el pánico.

Si tienes un iPhone 5 o piensas comprarte este mismo modelo reacondicionado o de segunda mano, vamos a ayudarte a analizar los pros y contras para que seas tú, y solo tú, quien decida qué hacer.

«Al declarar obsoleto el iPhone 5, los usuarios de estos dispositivos no podrán utilizar las actualizaciones del sistema operativo de Apple», explica Laure Cohen, cofundadora de Certideal, portal especializado en móviles reacondicionados y de segunda mano. «No obstante -continua-, este hecho ya pasaba desde hace dos años, cuando se instauró el iOS11, por lo que a los usuarios del iPhone 5 no les debe pillar desprevenidos. Aun así, esto no significa que tengan que cambiar de móvil si éste sigue funcionando». Y es que cada usuario tiene sus propias necesidades y todo depende del uso que le de al terminal.

En esta misma línea coincide Thibaud Hug de Larauze, CEO y cofundador de Back Market, plataforma online especializada en el comercio de teléfonos reacondicionados: «El propietario de un iPhone 5 o un iPhone 5s no tiene por qué cambiar de móvil. Técnicamente son terminales que aún pueden funcionar a la perfección. Depende siempre del nivel de exigencia del usuario y del empleo que se quiera hacer del dispositivo: para llamar, utilizar aplicaciones básicas y hacer fotos, el iPhone 5 continúa vivo».

Has de tener claro, por tanto, que el rendimiento del iPhone 5 no es comparable con el que ofrecen modelos nuevos. No podrás tener instaladas todas las aplicaciones que quieras. Tampoco tendrás espacio para ello ni para las cientos de fotos que solemos coleccionar. Además, a medida que las «apps» van sacando nuevas versiones mejoradas, estas pesan cada vez más, y eso afecta al rendimiento del terminal. También has de saber que ciertas «apps», como WhatsApp, dejan de funcionar en los móviles más viejos por su obsoleto sistema operativo. De hecho, la popular aplicación de mensajería instantánea funcionará en iOS 7 y versiones anteriores hasta el 1 de febrero del 2020.

Técnicamente son terminales que aún pueden funcionar a la perfección. Depende siempre del nivel de exigencia del usuario y del empleo que se quiera hacer del dispositivo: para llamar, utilizar aplicaciones básicas y hacer fotos, el iPhone 5 continúa vivo


El iPhone 5 «por defecto viene con la versión iOS 6, es decir, con la que se lanzó al mercado», explica la cofundadora de Certideal. Aunque los expertos en seguridad informática aconsejan siempre tener la última versión del sistema operativo o aplicaciones, ya que las últimas versiones corrigen los errores de seguridad de las anteriores, este modelo solo admite iOS 10 (cabe recordar que Apple acaba de lanzar iOS 12). «No obstante, en el caso de los móviles reacondicionados y de segunda mano, el sistema operativo que traerá el teléfono será el que haya instalado su último usuario. Pero esto no significa que vaya a ir lento: el iPhone 5 está hecho para poder utilizar el iOS 10 y su actualización no va a cambiar en nada su funcionamiento», asegura Cohen.

Obsolescencia programada
Sin embargo, en este aspecto juega un papel fundamental la obsolescencia programada, es decir, las prácticas que los fabricantes llevan a cabo de forma premeditada con el objetivo fomentar el consumo y que hacen que la vida media de un móvil sea de unos dos años. Además, Apple ha sido, junto a Samsung, condenada por este tipo de prácticas.

De hecho, que Apple haya decidido hacer del iPhone 5 un producto descontinuado «es una elección de la compañía que no sólo fomenta la obsolescencia programada a nivel de hardware (el iPhone 5 oficialmente sale de los talleres de Apple), sino también la obsolescencia programada social: declarar y anunciar que un modelo de móvil está «obsoleto», no deja de ser una campaña de marketing negativo para presionar al consumidor a adquirir nuevos modelos (con nuevos precios, claro)», opina Thibaud Hug de Larauze.

Quienes se planteen comprar un iPhone 5 de segunda mano o reacondicionado, ambos expertos coinciden en la misma idea: no es mala opción. «Si nos da problemas, lo que debemos hacer es recurrir a un soporte técnico independiente. En nuestro caso, Certideal garantiza los dispositivos por un periodo de 15 meses, en los mismos casos que cubre Apple. Por lo que si en ese tiempo, nos falla el terminal tenemos la seguridad de que nos lo arreglarán», explica Laure Cohen.

«En Back Market trabajamos con talleres de reacondicionado profesionales, que utilizan tecnología compatible con los terminales de Apple. Todos los modelos de venta en la plataforma cuentan con una garantía mínima de 12 meses (extensible a 24 meses), por lo que si el terminal tuviera algún problema, existe la opción de repararlo o sustituirlo por otro modelo en caso necesario», concluye Thibaud Hug de Larauze.

Te gusto la publicacion?

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
HAZ CLICK EN EL BOTON DE DESCARGA!
ENALCE ENCRIPTADO, SI TIENES "ABP" DESACTIVALO PARA ESTE SITIO Y PODRAS VER EL BOTON DE DESCARGA